lunes, 11 de julio de 2016

Vía Ferrata "La Mocha", La Iruela (Jaén)








Una vía ferrata es un itinerario tanto vertical como horizontal (franqueo) equipado con diverso material: clavos, grapas, presas, pasamanos, cadenas, puentes colgantes y tirolinas, que permiten llegar con seguridad a zonas de difícil acceso para senderistas o personas no habituadas a la escalada. La seguridad corre a cargo de un cable de acero instalado en toda la vía y el arnés provisto de un disipador de energía y mosquetones especiales de vía ferrata (marcados con una "K") que aseguran en caso de caída. El material de seguridad consta de: CASCO: imprescindible para prevenir los daños de una caída fortuita de piedras. ARNÉS: mejor uno regulable en las piernas. DISIPADOR DE ENERGÍA: elemento que en caso de caída amortiguará el golpe. Está terminantemente prohibido hacer una vía ferrata sin este tipo de disipadores. TERCERA BAGA: no es considerada imprescindible pero en los momentos da seguridad y permite descansar. OCHO Y CUERDA: para regresar rapelando, en pasos difíciles y para asegurar ferrateros indecisos. GUANTES: como las grapas son de hierro, sirven para protegerse y evitar daños en las manos. CALZADO: se recomienda calzado cómodo, con suela gruesa y que no resbale.


La vía ferrata "La Mocha", recientemente inaugurada (09/07/2016), está ubicada en el pico del que toma el nombre, en el pueblo de la Iruela a pocos kms. de Cazorla (Jaén).

Para acceder a ésta, cogemos la carretera A-319 (Cazorla - Pantano del Tranco) y veremos el inicio junto a la piscina de La Iruela.

El primer tramo tiene unos 30 mtrs. de altura y en su inicio hay una escalera metálica enrollable que, los encargados de mantenimiento la despliegan por la mañana y la vuelven a recorrer por la tarde. También cuenta, a pocos metros del comienzo, con una trampilla la cual bloquean con candado para que nadie pueda subir sin permiso o haga uso imprudente de la vía.





Después de salir del primer tramo vamos llaneando hacia unos pinos para buscar el segundo (15 mtrs.), todo el tiempo asegurados por una línea de vida.

Detalle del recubrimiento de los pinos para reducir a cero el impacto ambiental.



En este punto al que hemos accedido ayudados por unas sogas, empieza el segundo tramo. En este nos encontraremos un pequeño extraplomo el cual, por pereza o por baja preparación fisica, podremos sortear por una pequeña escalera clavada a la derecha.



Otros mtrs. de senda y roca aislada nos llevan al tercer tramo (15 mtrs.), por el que ascendemos entre unos árboles.



4º tramo de unos 25 mtrs que nos da un respiro con una parte de recorrido horizontal. Nos vamos aproximando al cono.


5º tramo de 32 mtrs con el que alcanzamos la bifurcación o el paso alternativo, punto en el cual se decide si atacar al pico y cruzar el puente colgante (tibetano) u optar por hacer algo mas sencillo. Si decidimos no hacer el ultimo tramo, cogeremos a la derecha y pasaremos por debajo del puente hasta una pequeña subida que nos lleva al final de la vía.

Todas las zonas más expuestas están reforzadas con sogas o cadenas para hacer mas cómodo el paso.

Si hemos decidido hacer frente al último tramo vertical, tomaremos un poco de aire fresco porque aún nos quedan por ascender unos 70 mtrs. más.






Las vistas, según vamos subiendo, cada vez son más impresionantes.



En la escalera, antes del último tramo vertical, nos encontramos este detalle que por supuesto hacemos sonar:

Cencerro enganchado en el primer escalón de la escalera del último tramo vertical (espero que la gente tenga un poco de consideración y aguante ahí mucho tiempo).

En este punto, que nos da un poco de sensación aérea y donde parecía que habíamos terminado, comienza otro tramo horizontal que nos lleva al puente.



Después de unas decenas de metros de ir avanzando horizontalmente y sorteando algún que otro paso aéreo, llegamos al puente tibetano.





Creo que no necesitamos dar detalles del puente, las imágenes hablan por sí solas. El toque final de esta ferrata.







Otra puerta al final de la ferrata con el mismo cometido que la del principio.



Pico de La Mocha. La Iruela y el castillo al fondo.



El Camino de vuelta está bien definido. Hacia abajo y a la izquierda hasta llegar de nuevo a La Iruela.



Una vez abajo, podemos ver el recorrido.



NEGATIVO:
     - Salvo un hierro que sobresale al principio, en un peldaño entre el 1º y 2º tramo, la ferrata está perfecta.
     - Desde mi punto de vista personal, faltaría un escape antes del puente.

Detalle del hierro que sobresale del peldaño


POSITIVO:
     - Vía bien equipada con grapas muy juntas.
     - En los pasos más expuestos, refuerzo de cadenas y sogas.
     - Doble cable inferior en el puente.
     - Gran cantidad de chapas de anclaje y reuniones.
     - Las vistas; Impresionantes.
     - La mayoría de los extremos de las líneas de vida están selladas en la roca y no sueltas como en otros sitios.

Dealle de los extremos de las líneas de vida insertados en la roca


En resumen, una buena ferrata apta para todos los públicos con unas vistas fantásticas y un recorrido que nos hará disfrutar en todo momento y pasar un buen rato.

FICHA TÉCNICA DE LA VÍA:

Dificultad: K2
Iniciación: Sí
Puentes: 1 Tibetano.             
Tirolinas: No
Desplomes: 2 pequeños que se pueden sortear por unas escaleras alternativas.
Época: Todo el año.
Cuerda: Opcional y recomendable por si decidimos no cruzar el puente, pues no hay escape. 
Pago: ? Opción de alquiler del equipo (10€) en la oficina de Tierraventura, frente al inicio.
Permiso: Sí, al Ayuntamiento o a la empresa anteriormente mencionada.
Duración recorrido: 3 horas aprox. (Yo 2 horas, dependerá del estado físico de cada uno).
Psicológico: 2/5
Dureza: 2/5







8 comentarios:

  1. Estupendo reportaje y además la ferrata parece que tiene unas vistas de escándalo y está muy bien equipada. Gracias por compartir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí, Raul Vicedo, por visitar el blog y por tu comentario. Me alegra que te haya gustado la publicación y las vistas de la ferrata son magníficas. Saludos.

      Eliminar
  2. Estoy totalmente de acuerdo contigo..... Falta una vía de escape por si cuando llegas allí no quieres hacer el puente tibetano, por lo demás genial..... Hoy la he hecho yo..... Gran reportaje, muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tony, de hecho la tiene y se puede evitar. Un saludo.

      Eliminar
  3. Gracias Toni Lora, por pasarte por aquí y por tu comentario. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Magnífico reportaje Ángel, muchas gracias. Solo un detalle: estuve allí a principios de diciembre, preguntamos para hacerla y nos dijeron que eran 10€ persona por alquiler de la instalación. Somos habituales de las ferratas y tenemos nuestro propio equipo. No nos importa pagar algo para colaborar con el mantenimiento de la vía, pero 10€ me parecen demasiado. Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. holas!! losiento pero 10€ para lo que vale una instalacion via ferrata, es "demasiado" poco....muy poco dinero

    ResponderEliminar
  6. muchas gracias por el reportaje ANGEL GONZALES un saludo!!👍✌😉

    ResponderEliminar